Optimiza las imágenes para mejorar tu SEO

Todos queremos una página web que cargue rápido. Si todavía crees que por que tu web tenga muchas imágenes o iconos tardará más en cargar, ¡Sácatelo de la cabeza! Y empieza a sacarle partido a las imágenes. También pueden mejorar tu SEO.

Guía rápida sobre aspectos básicos de las imágenes

Las imágenes son un elemento visual esencial en las web. Su función puede ir desde ilustrar un texto hasta producir una emoción. También puede ser explicativa en ella misma si la convertimos en una infografía. Sea como sea, hay que ser conscientes del valor que tienen por sí solas. De nosotros depende optimizarla y sacarle el máximo partido.

Estos son algunos consejos que deberías tener claro si quieres que tu web cargue más rápido. El primer paso es hacer que tus imágenes pesen menos. Reducir el peso de una imagen no significa reducir su tamaño (una imagen más grande que otra puede pesar menos). Estamos hablando de su resolución.

Si la finalidad es plasmarlo en la web, sobra con una resolución de 72 pp e indicar el formato RGB en el editor, por ejemplo, Photoshop. Si la imagen fuera a ser impresa, deberíamos seleccionar CMYK y subir a 300pp. Si es una fotografía, opta por guardar el resultado en .jpg, mientras que si es un icono vectorial o una imagen transparente, hazlo en .png.

Optimiza el SEO de las imágenes

Bien, con esta introducción básica vamos a pasar al siguiente punto que nos interesa: optimizar el SEO de las imágenes.

Hablábamos de la lentitud al cargar, y lo hacíamos por algo. A la hora de escoger las web que va a posicionar, Google rastrea las posibles con un tiempo limitado. Si pesa mucho y tarda en rastrearla, tus posibilidades disminuirán. Además, a Google le gustan especialmente tres formatos: .jpg, .png y .gif. Olvídate de las demás a la hora de trabajar tu SEO.

Otro factor muy importante es el orden. Cuanto más ordenados seamos en cuanto a la localización de las imágenes, los textos y todo lo que le acompaña, más rápido trabajará GoogleBot para encontrarte y poder valorarte situándote en primeras posiciones.

Texto ALT

En todas las imágenes que subas, asegúrate de haber rellenado el “texto alternativo”. Lo mejor es escribir tu keyword y acompañarlo de una escueta descripción de lo que aparece en la imagen. Es el texto que aparecerá si tu imagen no puede ser mostrada. También es el texto al que se aferrará Google al rastrearla.

¡Ojo con la densidad de tu keyword!

Aquí hay un dato a tener en cuenta: no te excedas con meter mil fotos con la misma keyword. En lugar de posicionarla, caerás en la canibalización de la misma y caerá por su propio peso. Al igual que ocurre con el contenido en los textos, las imágenes contribuyen a la densidad de keywords que hay que cuidar para que no nos penalicen.

Nombre de la imagen

A diferencia del texto ALT, este puede ser más escueto. Es decir, evita las preposiciones. Estará bien si describes la imagen en muy pocas palabras y las separas por guiones. Por ejemplo, “parque-retiro-Madrid.jpg”. Evita también los caracteres especiales.

Tampoco es recomendable denominar a varias imágenes con el mismo nombre. Olvídate de jardín1.jpg y jardín2.jpg. Busca alguna palabra que te interese posicionar y que esté relacionada con cada imagen y añádela.

Cada imagen en su contexto

Además, si el nombre de la imagen está relacionado con el texto que le rodea, Google lo posiciona favorablemente. ¿Qué quiere decir esto? Que la imagen ha de tener sentido en su contexto.

Tus imágenes deben tener relación con la temática de la página, de lo contrario, Google lo verá como una imagen de relleno y no te favorecerá. Es importante, si tenemos una tienda online, que cuidemos todavía más estos textos. Nombrar bien al producto y acompañarlo de un texto descriptivo del mismo hará que para el buscador tenga sentido lo que estás creando.

Sitemap

Este apartado no debe preocuparte si usas herramientas como WordPress. Él mismo plugin de optimización SEO de Yoast ya las incluye en un XML Sitemaps. Es una forma de indexarlas al buscador y que este te encuentre y pueda rastrearte. Forma la URL de la imagen, título, licencia…

Pónselo fácil a Google para que pueda leer tus imágenes. A Google le gusta cuando hay mucho contenido, pero las imágenes, a sus ojos, cuestan un poco más de leer. Dale el trabajo hecho y te valorará positivamente.

Consigue enlaces

Uno de los valores que Google premia son los enlaces a tu página. En este caso, nos interesará recibir enlaces a la imagen. Para conseguirlo, no sirve de nada crear enlaces falsos, pues a Google no se le escapa una.

La mejor forma de conseguir linkbuilding a imágenes será consiguiendo atraer a usuarios y a que estos compartan tus ideas. ¿Qué es lo que mejor funciona en este caso? Las infografías. Son las imágenes más compartidas por otros usuarios.

¿Imágenes duplicadas?

Herramientas como WordPress llevan nuestras imágenes a una página de adjuntos cuando las subimos. Esto quiere decir que de alguna manera estarán todas enlazadas. Si se repite una imagen, el buscador lo identificará como “contenido duplicado” y te penalizará por ello.

¿Tienes alguna duda o necesitas posicionarte? Contacta con nosotros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *