Tengo una penalización de Google. ¿Qué hago? – Parte 2

 

Continuamos con los motivos por los que tu web puede sufrir una penalización de Google. También tienes aquí algunas acciones que puedes llevar a cabo para resolverla y para evitar que te vuelva a pasar.

Si te has perdido la primera parte puedes leerla haciendo clic aquí. Te recomendamos empezar por el principio. Y también que te pongas cómoda y que te prepares un té. La cosa va para rato.

Alquiler de enlaces.
Algunos expertos aún creen que los enlaces alquilados son válidos y útiles para SEO. Pagan por ellos mensualmente y los cambian de vez en cuando. Sin embargo, los consideraríamos enlaces de pago, que, usados de manera incorrecta resultan en una penalización de Google.

Redes de blogs.
En lo que respecta a Google, cualquier tipo de red es signo de una posible manipulación de los resultados en los buscadores SERP. La mayoría de las grandes redes de blogs que triunfaron hace un tiempo ya han cerrado o dieron a los usuarios la posibilidad de eliminar todos links. Si tú también tienes, también deberías hacerlo.

Enlaces de afiliación por toda tu web.
En un principio Google no se opone a los sitios web afiliados, pero un montón de enlaces de afiliados en tu web hace saltar las alarmas, porque puede que el contenido no esté a la altura. Aunque algunos dicen que puedes semiocultar los enlaces de afiliación con redirecciones, te recomendamos que seas prudente con estas cosas.

Enlaces por toda la web.
Todos necesitamos enlazar varias páginas, pero Google escanea constantemente esos links en busca de algún patrón no natural. Un ejemplo clásico es el link del creador de la web en el footer. No solo debe estar en nofollow, sino que es mejor que lo elimines por completo.

Uso excesivo de metakeywords.
Las metakeywords han sido tema de debate durante algún tiempo. Son demasiado fáciles de manipular. Asegúrate de no usar más de cinco por página.

Velocidades lentas.
Si tu web tarda en cargarse, tus usuarios se van a frustrar y es fácil que se vayan. Hay muchos factores que afectan la velocidad de hosting, por lo que es un problema bastante difícil de evaluar y solucionar. Es un plugin de almacenamiento de caché o un CDN (content delivery network) cuanto antes. También puedes cambiar tu sitio a un centro de datos más cercano a tus usuarios habituales.

Contenido spun.
El llamado contenido spun no es otra cosa que coger un texto hecho y modificarlo para rellenar artículos o descripciones. Hay muchas veces que leemos artículos que no tienen mucho sentido y dan la sensación de estar hechos a trozos. Lo están. De hecho, puede que lo haya hecho una máquina. Pasa también con los artículos que compras a precios muy muy baratos, lo bueno cuesta tiempo, y dinero.

Comentarios spam.
La mayoría de los sistemas de comentarios tienen un sistema automático de detección de correo no deseado, pero algunos comentarios continúan pasando este filtro. Presta atención a los comentarios que estás recibiendo en tu blog, por ejemplo. Además, no permitas que se acumule spam; si no tienes tiempo para moderarlo, deshabilita la opción de dejar comentarios.

SEO consejos de Black hat.
Si publicas información para la manipulación de SERP usando métodos de black hat, prepárate para una penalización de Google. Si haces trampas contra el sistema es lo que pasa.

Contenido hackeado.
Si su sitio ha sido pirateado, Google lo eliminará rápidamente de los SERP. Actúa rápidamente para contener los ataques piratas y restaura tu web al último backup si pasan estas cosas.

Linkbuilding rápido.
Es natural querer que tu nueva web se posicione rápidamente. Pero no exageres. Las cosas bien hechas llevan su tiempo, y muchos enlaces similares que apuntan a un mismo sitio en poco tiempo llaman la atención como una automatización del SEO de tu página.

Informes de spam.
Google ha publicado un formulario online para informes de webs de spam. Es posible que tu web haya sido presentada como fuente potencial de spam, genuina o maliciosamente. (docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeg3Raba3DLYulI02dv-8YYPxqFNEGQfSR4pI7wcGW-ov4IEw/viewform)

Forum linking.
Todos hemos usado foros llenos de enlaces. A veces hay tantos, que puede ser difícil detectar las publicaciones reales. Si añades un enlace a un foro, usa buenas técnicas de enlaces naturales y considera haceros en nofollow.

Ocultar a tus patrocinadores.
Tener un patrocinador no es malo. Muchas webs no existirían sin ellos. No trates de esconder a tus patrocinadores, y sigue las reglas: nofollow en los enlaces de los patrocinadores y asegúrate de que el bot de noticias de Google no rastree las páginas donde se pueden encontrar esos enlaces.

Errores de Robots.txt.
El archivo robots.txt se debe usar para indicarle a los motores de búsqueda cómo escanear tu web. Aunque hay motivos válidos para excluir páginas del archivo robots.txt, hazlo con moderación: un bloqueo excesivo podría ser la causa de tu penalización de Google.

Enlaces a sitios sospechosos.
Nunca te asocies con un sitio web que esté haciendo algo poco ético o legalmente dudoso. Evita las webs de hackers, de porno y de malware. Además, intenta eliminar links a otros sitios que han sido penalizados en el pasado, suponiendo que usted lo sepa.

Landing pages.
Las empresas a veces intentan usar varias landings para mejorar la posición en los SERP. Algunas empresas también intentan mejorar su posición creando muchas páginas web de una sola página optimizadas para una sola keyword, y luego llevar a los usuarios a otro más genérico. Google lo considera malas prácticas.

Sobre-optimización.
Puede parecer una paradoja, pero a Google no le gusta ver demasiado de algo bueno. Una penalización por exceso de optimización generalmente significa que has ido demasiado lejos en tu intento de mejorar tu posición SEO frente a tu competencia. Páralo y publica cierto contenido natural antes de que tu posicionamiento lo note.

Advertorials.
La controversia en torno al contenido publicitario fue tal vez el más conocido de los debates previos al Penguin 2. Un advertorial es básicamente una página de contenido plagada de enlaces pagados, y con frecuencia estas páginas se usaban para la manipulación agresiva de los resultados de búsqueda. No, no y no.

Demasiados enlaces salientes.
Al linkar a otros sitios web, hazlo natural. Muchos enlaces salientes es una señal de que estás intercambiando enlaces con personas u otras webs para el beneficio mutuo de SEO.

Redirección.
Si has recibido una penalización en tu web, usar una redirección 301 puede llevarse la penalización a otra parte. Además, puede prolongarse si eliminas el redirect más adelante. Solución, no lo hagas.

Códigos de error.
Además del obvio error 404, hay una gama de otros errores con los a que Google no le gusta encontrarse. 302 (movido temporalmente) no es una gran práctica; si de verdad necesitas redireccionar algo, usa el 301. Además, si ves 500 errores, trata el problema de raíz lo antes que puedas. Hay varias herramientas para encontrar errores casi invisibles. Encuentra la que más te guste y úsala para eliminar estos errores de tu web y evitar una penalización de Google.

Metadatos duplicados.
Algunas herramientas de blogs y plataformas CMS hacen que sea muy fácil crear metadatos duplicados por accidente. Aunque en este caso los metadatos no son motivo de una penalización de Google en sí misma, puede ser un signo de un problema de contenido duplicado en tu web. En cualquier caso, trata de evitarlo.

Backlinks maliciosos.
Su sitio nunca se merece esta penalización, pero es algo que debes saber. Si tienes mucha mala suerte, un competidor poco ético puede tratar de hundir tu web en los SERP haciéndote “merecedor” de una penalización de Google. La causa más común es una campaña de backlinks maliciosos por parte de tus competidores.

Palabras clave específicas.
Google está luchando contra algunas de las palabras clave que suelen aparecer con mayor frecuencia en los sitios de spam. ‘Préstamos de dinero en un día’ es un buen ejemplo de una palabra clave que ya ha sido seleccionada, aunque algunos creen que va a ir a más. Si trabajas de manera legal en una industria plagada de spam, es fácil que te sientas amenazado por esta causa.

Enlaces ‘bajo manga’.
No seas pícaro y escondas links en los archivos de script. Google es mucho mejor analizando scripts que tú y seleccionando enlaces extraños que no deberían estar allí por una causa justificada.

Webs mal adaptadas a móvil.
Google normalmente puede asociar tu sitio móvil y tu sitio web. Si está mal diseñado, puede que no. Asegúrate de que el sitio móvil se envíe a un dispositivo donde el agente de usuario esté configurado como móvil.

Pocos enlaces salientes.
Ni muchos ni pocos, esa es la clave para evitar una penalización de Google. Quiere ver contenido que haga referencia a otro contenido de un tema similar. Si no compartes tu información ni la de los demás, podría parecer un intento de atraer tráfico de forma no natural.

​​El dominio tiene una mala reputación.
Hay veces que no depende de ti, pero es posible que hayas comprado inocentemente un dominio con un historial de reputación incorrecto, y que podría causarte problemas cuando intentes construir una nueva web en él. Desafortunadamente, esta es muchas veces una calle sin salida; Es posible que sea mejor comprar otro dominio en lugar de tirar más dinero a la basura intentando reponerlo.

Robo de contenido.
Incluso si tú no robas contenido, alguien puede robarte el tuyo. Esto obviamente es un problema, ya que eliminar el contenido podría implicar notificaciones por parte de la ley de derechos de autor. Si te penalizan por esto, intenta pedirle a Google que elimine el contenido robado y anule tu penalización.

Anuncios prominentes.
La publicidad está bien cuando se trata como algo secundario. Los anuncios nunca deben dominar el contenido de la página ni agenciarse de un artículo o un blog.

Usar una granja de contenido.
Durante los dos años que pasaron desde que Panda se introdujo por etapas, se ha considerado de mala calidad comprar contenido de una ‘granja’ (definida como “sitios con contenido poco profundo o de baja calidad”). Si tu contenido es poco contrastado, poco detallado o está principalmente hecho para llenar páginas, te recomendamos que contrates a un profesional para que lo reescriba.

Cuidado con las soluciones rápidas.
No contrates a nadie que afirme tener una técnica mágica e infalible que hará que tu web llegue a la cima de los SERP en dos días. La única manera de posicionar bien tu página es hacer las cosas despacito y con buena letra.

Cómo lidiar con una penalización de Google

¿Has averiguado por qué has sufrido una penalización de Google? Estás a mitad de solucionarlo, si es que se puede solucionar.

Cada problema requerirá una solución ligeramente diferente, pero aquí hay algunas cosas que puedes probar.

No entre en pánico. Incluso las webs más grandes sufren sanciones.

Desactiva los links que pueden generar problemas. Pide a Google que no tenga en cuenta los enlaces problemáticos que están perjudicando tu sitio web. Tienes una herramienta de desautorización de enlaces de Google, úsala.

Rescata algunos de los enlaces eliminados. Pon un poco de trabajo por tu parte y trata de levantar algunos de los enlaces que han sido eliminados.

Solicita a Google que reconsidere tu penalización si ha sido manual.

Espera. A veces a Google le lleva algo de tiempo valorar tus cambios, por eso puede costar algo de tiempo que vuelva a rastrear tu sitio de manera normal.

Es triste, pero en algunos casos, es mejor abandonar una web en lugar de luchar contra una penalización de Google: si tu dominio se ha deteriorado mucho, es poco lo que puedes hacer. Pero mantén la esperanza, la mayoría de las penalizaciones se pueden arreglar con un poco de esfuerzo, algo de trabajo duro y un enfoque ético para reconstruir tu web. De todo se aprende.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *