Cómo afecta el color de tu marca a tu imagen y a tus ventas

Si una imagen vale más que mil palabras, ¿cuántas palabras valdrían los colores correctos?

A menudo desconocemos los efectos que los colores tienen sobre nosotros, a pesar de que su efecto psicológico es instantáneo. Pero ¿Por qué son tan importantes
para los minoristas y sus catálogos online?

Colores de marca

Los colores con una parte esencial de cómo se comunica su marca. Científicamente, son las primeras cosas que registramos cuando evaluamos algo. Esto es porque
los colores dan la emoción de la marca. Dependiendo de los colores que elijas o lo que se quiere comunicar como marca, el color te puede ayudar a destacar entre la competencia. Pero para destacar debes elegir los colores sabiamente y entender lo que comunican. Aparte de afectarnos emocionalmente, los colores son tan importantes porque también tienen un efecto psicológico e incluso fisiológico en nosotros. Aquí te dejamos una infografía que describe brevemente el significado simbólico de los colores más básicos utilizados por las marcas.

En resumen, más que elegir los colores tenemos que entenderlos. Esencialmente, todo se trata de su lenguaje de marca. ¿Qué intentas decir sobre tu negocio? ¿Estás tratando de transmitir una imagen joven y fresa, o madura y sofisticada? Una vez que tengas esto claro necesitarás algunas pautas para crear la identidad de color correcta para tu marca. Aquí tienes algunos “SÍ” y algunos “NO”.

Selecciona un promedio de tres colores primarios para representar en tu marca. Esto hará más fácil mantener una identidad visual coherente en tu logotipo, en tu web y demás. Mira Starbucks. Sus tres colores primarios se pueden ver en su logo: Negro, blanco y verde. El blanco se utiliza para crear una sensación de limpieza y sencillez. El color no añade peso extra a su logotipo. El negro representa la fuerza y la elegancia. Quieren ser la mejor cafetería del mundo y el negro les aporta una sensación de autoridad. Su color primario, sin embargo, es verde. Lo utilizar para retratar sus principales objetivos: Crear conciencia ambiental y promover sus productos de café de comercio justo. Hay más ejemplos que dejan claro que fijarse en la psicología del color es el primer paso para una imagen de marca de éxito.Psicología del color

NO te limites a la teoría del color tradicional que solo se centra en el significado y las connotaciones emocionales. Aunque por supuesto debes tener estas connotaciones en cuenta a la hora de elegir colores para tu marca, no deben ser los únicos factores en los que debes basar tu decisión. Para dar un ejemplo, debes tener en cuenta también las connotaciones culturales que tienen los colores, así como las tendencias de uso de las marcas relacionadas con tu sector.

Debes hacer una investigación previa a tu competidor directo para saber qué color utiliza y por qué. Con el fin de diferenciarte y evitar centrarte en la teoría del color tradicional, asegúrate de saber no sólo quiénes son tus competidores, sino también cómo son sus paletas de colores.

NO superar el límite de cinco colores. Recuerda, mantener las cosas simples es mucho menos confuso que tratar de incluir demasiados colores a la vez. Muchos colores diferentes tendrán varias connotaciones. Evocan demasiadas emociones diferentes y, en consecuencia, disminuyen la credibilidad de tu comunicación de marca. Por ejemplo, si tu logotipo se compone de naranja, azul, amarillo, verde, rojo y violeta, ¿Cómo va a saber tu consumidor qué significa? Cada uno de estos colores representa unas emociones y connotaciones diferentes. Una marca que incluye más de cinco mensajes no es realista en sus objetivos y por lo tanto no es creíble.

debes incluir colores de acento en tu identidad de marca. Estos colores suelen ser colores vivos o marcados que se utilizan para dar énfasis en un esquema de color. Puedes utilizar estos colores para añadir más profundidad a tus efectos visuales y a tu comunicación ya que pueden ser más cautivadores y atractivos que las palabras. Sin embargo, la misma regla del primer NO cuenta aquí también, así que ten cuidado de no incluir muchos de estos colores. Uno o dos deben ser suficientes.

NO utilices colores completamente diferentes para tu paleta de colores primarios. Si lo que quieres es mejorar tu comunicación de color, cambiar los colores por completo solo conseguirá confundir a tus clientes y es posible que no reconozcan tu marca. (es decir, a menos que lo que pretendas sea reconstruir totalmente tu identidad de marca).

Debes jugar con los tonos más subidos y más bajos de tu paleta de colores primaria. Lo que debes hacer si deseas cambiar tus colores ligeramente o añadir sub-colores a tu palea es jugar alrededor de los que ya tienes. Hacerlos más oscuros o más claros puede mejorar el mensaje que estás intentando transmitir a tus clientes.

NO selecciones aleatoriamente los colores que te gusten para la paleta primaria. Con el fin de elegir los colores adecuados para tu marca haz algunas investigaciones primero.

a utilizar diferentes herramientas para seleccionar las paletas de color correctas. Afortunadamente hay muchos sitios web útiles que proporcionan paletas de colores de inspiración para tu marca. Utilízalos como inspiración y como pauta para ayudarte a tomar decisiones de color para tu negocio. Algunos de estos sitios son Kuler Adobe y COLOURlovers. Estos sitios proporcionan paletas de colores principalmente para el diseño de páginas web, pero pueden ser útiles para construir la construir la comunicación visual de tu marca. Design Seeds es otro sitio que puede ayudarte en la inspiración porque utiliza imágenes como base para cada paleta.

 

Para entender mejor lo efectivos que pueden ser los colores te
dejamos la infografía de Kissmetrics (inglés). Incluye algunas estadísticas interesantes sobre el efecto del color en las tasas de conversión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *