Branding para pequeños negocios

Llevar tu marca de la manera correcta puede cosechar muchos éxitos financieros, pero si no se hace bien, puede ser uno de los mayores errores que cometas. Eso es así.

Conoce a tu audiencia

Es inútil invertir tiempo o dinero en el desarrollo de tu marca sin antes saber qué conecta con tu audiencia ni entender sus hábitos, deseos y necesidades de tus clientes. Es esencial hablar con ellos. Conocer a tu público es la primera y más importante tarea en la construcción de una marca.

Los pequeños negocios necesitan conocer a su público completamente. Sus gustos, sus “no-gustos”, necesidades y motivaciones. Conocerlos en general”.

Piensa en tu marca comosi fuera una persona, ¿sería esa persona tranquila con quien tomarte un café y contarle tu vida, el más estiloso de la clase, o el que lo sabe todo? Hay tantos tipos de marca como de persona.

 

Usa tu conocimiento de manera sabia

Claro, tienes herramientas obvias de construcción de marca – estudios de mercado, desarrollo de una identidad corporativa, diseño de logotipos e identidad visual e integración completa de tu story telling en todos los canales de comunicación. Pero una cosa está clara, si los mensajes no se transmiten de la manera correcta todos esos esfuerzos estarán desperdiciados.

Todas estas herramientas te sirven para construir una marca de éxito. Debes conocer tu mercado para comprender plenamente cómo evocar las emociones adecuadas a través de tu diseño de marca. Adapta cuidadosamente tus actividades de diseño, ventas y marketing a tu mercado objetivo y hazlo de manera coherente en todos los canales para que la marca sea fácilmente reconocible.

La comunicación concisa y consistente es la piedra angular de la creación de marcas, y sorprende cuántos propietarios de pequeñas marcas pasan esto por alto. Puede parecer obvio, pero pregúntate qué servicio estás proporcionando y cuáles son los mensajes que deseas transmitir.

 

El fracaso es parte del proceso

Abrazar el fracaso puede parecer algo no esperado a la hora de hablar de consejos de marca, pero lo cierto es que es parte del proceso y que se pueden aprender cosas muy valiosas de una identidad de marca fallida.

“Es casi imposible encontrar un mercado que ya no está lleno, por eso tienes que destacar de la competencia para ser recordado”.

Ian Cowley, director general de Cartridge Save, comenta que crearon una cara visible para su negocio pensando en mejorar el recuerdo de marca y así nació un personajillo llamado Dave the Badget, (“budget” = presupuesto), lo que ellos pensaban que era un simpático personaje de dibujos animados. Estaba para añadir algo de personalidad y humor a la marca en lo que podría ser un mercado puramente funcional de cartuchos de impresora. Pero parece que sus clientes no estaban interesados en el tal Dave, y al perder energías en crearlo, perdieron de vista lo que los clientes realmente querían. Un excelente servicio, una entrega rápida y los mejores precios posibles.

A pasar de la desaparición de Dave, la marca de la firma siguió evolucionando y ahora gira en torno a estos valores fundamentales que se pueden resumir en una línea: Hacerlo fácil para sus clientes. Esos valores están representados en todo lo que la compañía hace y Cowley cree que esto aporta más valor añadido al negocio de lo que Dave podría haber conseguido nunca.

“Incluso si estas en un mercado poco sexy para estas cosas, no es necesario conjurar e inventarte una personalidad de marca. Puede que sea importante si la marca es ambiciosa y necesita encajar en un estilo de vida particular, pero si tu negocio ofrece algo que los clientes necesitan, en lugar de querer, entonces los precios y el servicio pueden ser más importantes que la personalidad de la marca”.

 

No pienses como un pequeño negocio

Si hay un error de marca que debes evitar es pensar como una pequeña empresa, dice Leanne Ross, consultora de comunicaciones en A Cup of Lee. “Mi consejo número uno para las pequeñas empresas que se embarcan en un ejercicio demarca es pensar en grande desde el principio. Llegar el ejercicio de marca como si ya estuvieran trabajando en todos los continentes, porque no hay ninguna razón por la que no puedas actuar en un mercado global, ni siquiera, aunque seas un microempresario. Ya se sabe: Piensa globalmente, actúa localmente.

 

El color y el diseño importan

Tu identidad visual, incluido tu logotipo, es el primer encuentro de un consumidor con tu marca, por lo que debes crear la impresión correcta.

“A menos que seas un diseñador gráfico, evita el enfoque DIY e invierte en un diseñador profesional o en una agencia de diseño, branding o marketing digital para crear y desarrollar tu logo. Ten en cuenta que encarna tus valores y vas a querer tenerlo vigente durante mucho tiempo. Un diseñador podrá adaptarse perfectamente al estilo que estás buscando y también al presupuesto con el que cuentas.

“Para mantener una identidad de marca consistente en todos los canales de medios, crear un conjunto de directrices de marca que contengan información detallada sobre la paleta de colores, las fuentes y el tono del mensaje que su utilizará en tu marca, además de otros aspectos como por ejemplo la forma en la que la marca debe aparecer en los uniformes de empresa, la papelería corporativa, el libro de estilo o los materiales de publicidad”.

 

Ve más allá de tu logo

Muchas pequeñas empresas cometen el error de confundir su marca con su logotipo, pero es vital diferenciar entre los dos. Una marca es mucho más que un logotipo, es la personificación pública de tu empresa, lo que transmite todo en lo que crees y lo que más te gusta de lo que haces. Pero en última instancia lo que haces no es diferente de lo que hacen tus competidores, así que por qué lo haces debe ser el centro de marca porque hay un dicho que dice que la gente compra un producto pero que en realidad se está uniendo a una causa. Airbnb ha hecho esto espectacularmente bien, su marca nunca se ha dirigido meramente a encontrar alojamiento, lo que sus clientes buscan es pertenecer y encontrar una comunidad.

 

Elige tu marca cuidadosamente

Por último, no arruines tu maravilloso branding dando a tu marca un mal nombre. Un nombre de marca puede tener un efecto perjudicial en la percepción general de tu marca, así que elige con cuidado.

“Una marca debe reforzarlos elementos clave o los objetivos de tu negocio porque, en última instancia, cuanto más comunique tu marca a audiencia acerca de tu negocio, menos esfuerzo gastarás tratando de explicarlo”.

 

Si necesitas apoyo con tu marca y con lo que quieres transmitir, cuenta con nosotros. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *