Diferencias entre Marketing, Publicidad y Branding. Por fin.

No es ningún secreto que hay mucha confusión entre Marketing, Publicidad y Branding. Pero creo que aquí los “marketeros” somos en parte culpables de esta situación.

Si buscas online, encontrarás muchos artículos relacionados con Marketing, Publicidad y Branding. De hecho: “¿Cuál es la diferencia entre el Marketing, Publicidad y Branding.?” devuelve unos cien millones de resultados en Google. Cien millones. Y ni siquiera hemos añadido consultas sobre branding.

Aquí hay algunos enunciados sencillos que te pueden ayudar a entender las diferencias básicas entre marketing, publicidad y branding.

  • “El marketing es una táctica de “push”, el branding es una táctica de “pull”.
  • “El marketing prepara el producto para el mercado. La publicidad difunde es mensaje acerca de ese producto en el mercado”.
  • “La publicidad es el mensaje sobre tu negocio. El branding es el mensaje que recibes de las demás”.

Bueno, y todo esto qué significa.

Parte del problema es que los marketinianos tenemos una tendencia a quedar atrapados en un ciclo sin fin de “hablar de marketing” que, en realidad puede llegar a no tener mucho sentido para el que lo escucha. “táctica push”, “estrategia pull” y cosas así.

Lo sé, yo también lo he hecho, pero estoy intentando desintoxicarme de este tipo de términos. Parte de ello es darle un enfoque diferente para ayudar a dar sentido a todo esto.

Y va dirigido a los dueños de pequeños negocios, no a los responsables de marketing. Te explicamos la diferencia entre Marketing, Publicidad y Branding.

 

Branding = Entendiéndote a ti mismo.

¿Quiénes somos? ¿A quién servimos? ¿En qué somos diferentes? ¿Qué problemas solucionamos para nuestros clientes?

Estas son las preguntas fundamentales del branding.

Branding, también conocido como desarrollo de marca, es el trabajo interno que es la base para todo lo demás que haces en tu negocio. Y empieza contigo. Tu negocio.

Antes de que puedas responder a quién te diriges y qué problema resuelves, antes que empezar a construir y hacer crecer tu negocio, tienes que entender de qué va tu negocio.

Tienes que conocer tu historia,

Okey, imaginemos que tu negocio va de hacer dispositivos. Pero, ¿Qué hace que tus dispositivos sean diferentes, mejores que todos los demás dispositivos? ¿más calidad? ¿menos coste? ¿Una funcionalidad revolucionaria? ¿eres joven y peculiar? ¿Eres más lujoso y exclusivo? ¿Tu negocio ha nacido fruto de tu curiosidad? ¿O estás llevando a cabo una tradición familiar? Tu historia es lo que da propósito a tu negocio y lo diferencia del resto. Es lo que inspira a tu equipo y conecta con tus clientes.

Pero, no puedes contar tu historia hasta que conozcas tu historia.

El branding es el núcleo de todo trabajo de marca. Y, no vamos a mentir, esto solo es rascar la superficie del branding.

Cosas como la estrategia de marca, logos, esquemas de color, mensajes y mantenimiento de ese trabajo son parte de la ecuación de la marca.

Esencialmente todo se reduce a averiguar quién eres, qué representas y qué ofreces a los clientes.

El branding es algo así como la percepción que un consimidor o usuario tiene cuando escucha, ve o piensa en el nombre de tu empresa, proyecto o negocio, ya sea online u offline (por supuesto). Dicho esto la palabra “brand” (marca) o “branding” es un objetivo en movimiento y evoluciona con el propio comportamiento de los usuarios, piensa en branding como la imagen que tus clientes tienen en la cabeza acerca de tu marca, influenciada por los elementos y la creatividad que lo rodea.

 

Marketing, comprensión de tus clientes

Marketing es un término tan confuso porque es demasiado amplio y abarca una gran variedad de disciplinas.

Marketing es una ensalada de cosas.

Investigación de mercado, desarrollo de productos, precios, atención al cliente, eventos, blogs, alcance … etcétera, son aspectos del marketing. Así como el branding y la publicidad, de ahí la confusión.

Y mientras que todos caen dentro del cubo del marketing, son disciplinas diferentes que utilizan técnicas diferentes.

Lo que es bueno tener en cuenta que el marketing es un proceso.

Un proceso por el cual tu negocio capta y retiene a los clientes. Cómo lo hace va a ser diferente de cómo lo hace la competencia.

Y todo se reduce a conocer al cliente.

  • Comprender quién es el cliente y qué necesita/quiere.
  • Desarrollar productos y servicios que les atraigan
  • Posicionar esos productos y servicios de una manera que enganche con ellos.
  • Comunicar y promocionar los productos y servicios a estos clientes.

Así que, mientras que el branding se centra en conocerte a ti, el marketing se centra en conocerlos a ellos.

El marketing es el proceso de enseñar a tus consumidores o usuarios por qué deben elegir tu producto o servicio antes que el de tus competidores. Si no estás trabajando esta parte no estás haciendo marketing, así de simple. La clave es encontrar el método de marketing más adecuado y definir el mensaje adecuado para educar e influir en ellos.

Las empresas cometen el error de pensar que el marketing es solo una cosa, pero el marketing es todo lo que el consumidor/usuario encuentra con se trata de tu negocio, desde la publicidad, hasta lo que escuchan, hasta el servicio al cliente, hasta el servicio post-venta que ofreces.

Publicidad, pagar a alguien que hable a tus clientes acerca de ti.

Las personas tienen una tendencia a utilizar marketing y publicidad como sinónimo. La publicidad no es lo mismo que el marketing.

Lo voy a repetir. La publicidad no es lo mismo que el marketing.

Igual que las redes sociales, la planificación de eventos, etcétera, la publicidad es una rama del marketing.

En general, cuando se escucha a una empresa decir “no estamos listos para hacer marketing” realmente lo que intenta decir es que no están listos para gastar dinero en publicidad. Y por lo general tienen razón. No están preparados para anunciarse.

En los términos más sencillos que se puede decir, la publicidad es

  • Creación de un anuncio
  • Pagar a un tercero para que ejecute ese anuncio en su plataforma

Una de las razones de la confusión es que la publicidad es normalmente un trozo grande y costoso de la ensalada del marketing. Si querías promover tu negocio era impepinable que pagaras para colocar tu anuncio en algún lugar. Y ese lugar era generalmente la TV, radio, medios impresos, marketing directo, vallas publicitarias o banners digitales.

Las redes sociales y los blogs cambiaron todo eso. Las opciones disponibles para mover tu mensaje han cambiado. Ahora tienes un porrón de herramientas y tácticas que puedes utilizar en la promoción de tu negocio. Desde mantener un blog en tu página hasta hacer fotos y subirlas a Instagram. Ninguna de las cuales requieren en un principio el pago de un tercero profesional para ejecutar este tipo de “publicidad”.

A menos que estés pagando a otra persona para publicar un anuncio en una plataforma externa no estás publicitando, estás haciendo marketing.

La publicidad llama la atención de tu público hacia tu negocio, generalmente con el propósito de vender productos o servicios a través del uso de diferentes medios de comunicación, tales como anuncios impresos u hoy en día y cada vez más, anuncios online y muchas otras vías.

La publicidad, ya sea online u offline proporciona una línea directa de comunicación con tus clientes existentes o potenciales acerca de tu producto o servicio.

Así que…

  • Branding – Tú
  • Marketing – Clientes
  • Publicidad – “Alguien más”

¿Hay superposición entre los tres? Por supuesto. ¿Las líneas todavía están difusas? Y, aunque el marketing, la publicidad y la marca en la práctica están interconectados, los términos no son sinónimos.

¿Por qué es esto tan importante?

Porque “no estamos listos para hacer marketing” puede estancar un negocio.

Mientras que dejar de lado el trabajo de marca te impide verte a ti mismo. Sin saber tu historia – Sin saber quién eres y por qué estás haciendo lo que estás haciendo no puedes comunicarte claramente con los clientes y decirles por qué eres diferente de tu competencia. Y esto en los negocios puede marcar realmente la diferencia.

Cuando los marketinianos usamos la jerga profunda del “idioma marketing” nuestras palabras se convierten en un lío. Usar la palabra correcta en el momento adecuado puede marcar la diferencia.

Es tan sencillo como que cuando usamos la terminología correcta, podemos ser mejor comprendidos. Cuando nos comprenden mejor, podemos trabajar mejor. Y cuando trabajamos mejor, podemos construir un mejor negocio.

“Así de sencillo”.

 

¿Qué opinas?

¿Te ha ayudado este enfoque para definir el marketing, la publicidad y el branding de tu negocio o solopreneur?

¿Algo que añadir?

 

 

Una respuesta a “Diferencias entre Marketing, Publicidad y Branding. Por fin.”

  1. Para aclarar, los objetivos básicos de la publicidad son:

    Convencer a tus clientes de que tu producto o servicio cumple sus necesidades
    Crear deseo hacia lo que tú ofreces
    Mejorar la imagen de tu empresa
    Anunciar nuevos productos o servicios
    Reforzar los mensajes de los vendedores
    Hacer que los clientes tomen una acción (pedir información, probar el producto, comprarlo, etcétera)

    Y por supuesto llevar clientes a tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *